Éste es Marcus Hutchins, el joven que paró el ciberataque WannaCry

Éste es Marcus Hutchins, el joven que paró el ciberataque WannaCry

40
0
Compartir

Marcus Hutchins es un informático inglés de 22 años, amante de la pizza, el surf y Pokémon. Hasta hace unos días era un rotundo desconocido, aunque eso ha cambiado. Este joven fue el responsable de detener el ciberataque WannaCry que el viernes amenazó al mundo entero. Unos hackers bloquearon hasta 230.000 ordenadores en más de 150 países, entre ellos los de grandes empresas como Telefónica o el sistema sanitario de Reino Unido, pero Marcus encontró una solución a este ataque masivo sin precedentes.

Aunque trató de mantenerse en el anonimato, bajo su mote en las redes sociales (MalwareTech), su nombre no tardó en filtrarse. Este “héroe accidental”, como empezaron a llamarlo el viernes, era el hombre más buscado para agradecerle su idea, así que su identidad ya se ha dado a conocer. De hecho el diario británico Daily Mail ha logrado contactar con él para explicar cómo desvió el ciberataque.

La solución al ciberataque mundial costó 10,69 dólares

Según ha contado este informático autodidacta, encontró un fallo del WannaCry cuando infectó a propósito su propio ordenador con el ransomware. “Pude conseguir una muestra del malware con la ayuda de un buen amigo y compañero investigador. Al ejecutarlo en mi entorno de análisis supe que llamaba a un dominio no registrado que finalizaba en ‘gwea.com’”, detalla. Sin perder tiempo, Marcus verificó que el dominio estaba libre, lo compró por 10,69 dólares y redirigió el tráfico a un servidor de Los Ángeles.

Con este apaño no se elimina por completo el virus, pero sí se consiguió frenarlo y desviarlo. Una vez logrado eso, quiso contar en su cuenta de Twitter su acción para ver si otro hacker ético –los que buscan el bien en internet y no el mal- podía confirmar si su método era efectivo. En seguida los expertos comprobaron la utilidad del parche de Marcus y le llovieron los elogios.

Un programador muestra la captura de pantalla en la que se pide un rescate en bitcoins por los documentos encriptados en Taipei (Taiwán) Ahora se ha convertido en un héroe al que le llueven las ofertas de trabajo por su habilidad informática. De momento colabora con el Centro de Seguridad Cibernética británica para evitar que regrese el peligro a la red. Aunque entre tanta felicitación él teme una posible venganza por parte de los hackers por haberlos frenado, más si cabe ahora que su nombre se ha dado a conocer.

Compartir en: