(Guía) – Los 7 pasos para crear la contraseña perfecta, difícil de...

(Guía) – Los 7 pasos para crear la contraseña perfecta, difícil de hackear y fácil de recordar

545
0
Compartir

Mantener a salvo nuestra privacidad en Internet debería ser una de las principales prioridades de toda la población. Desafortunadamente, muchos usuarios no le dan la importancia que se merece a este aspecto, y utilizan métodos de seguridad que son, del todo, menos seguros.

Solamente unos meses atrás, comentamos la lista completa de las contraseñas menos seguras más utilizadas en 2016, repleta de palabras fáciles de recordar –y de hackear— o de cadenas numéricas sin demasiado misterio, que cualquiera podría descifrar, poniendo así en peligro la información más personal y sensible de los usuarios.

Por ello, gracias a la gente de Reydefine hoy queremos ofrecerte 7 sencillos pasos con los que podrás crear una contraseña perfecta, casi imposible de hackear, y lo más importante: fácil de recordar.

7 pasos para crear la contraseña perfecta

A Google le gustaría que te olvidases de tu contraseña

Como comentábamos, una contraseña perfecta debe ser difícil de averiguar y descifrar por terceros, además de, evidentemente, fácil de recordar para nosotros. Pues de nada sirve crear una contraseña 100% segura, si al día siguiente no vamos a recordarla, y además no utilizamos uno de los muchos gestores de contraseñas disponibles en Android. Ahora, gracias a estos 7 consejos, puedes crear una contraseña mucho más segura que la que tienes actualmente.

Cuantos más caracteres, mejor

Crear una contraseña de 50 caracteres para mantener a salvo nuestra cuenta de correo electrónico o la pantalla de bloqueo de nuestro Android no es lo más cómodo del mundo. Aún así, se recomienda que la longitud de ésta sea superior a los 8 caracteres, con el fin de que ningún tipo de software sea capaz de averiguarla utilizando técnicas de “fuerza bruta”, que consiste en probar diferentes dígitos hasta dar con la secuencia correcta.

Utiliza mayúsculas y minúsculas

La mayoría de servicios son capaces de distinguir entre mayúsculas y minúsculas en las contraseñas. Sin duda, este es un proceso muy sencillo que puede aumentar varios niveles la seguridad de nuestra contraseña.

Pero no solo sirve con utilizar mayúsculas, sino que éstas deberían estar situadas a lo largo de la contraseña de forma aleatoria e injustificada, con el fin de que solo nosotros sepamos dónde se encuentran.

Utiliza números y letras

Foto Android caja fuerte

Al igual que en el caso de las mayúsculas, introducir números de forma aleatoria a lo largo de la contraseña, nos permitirá aumentar la seguridad de la contraseña de forma sencilla.

Para poder recordar los números utilizados, es recomendable sustituirlos por letras con las cuales guarden cierto parentesco, por ejemplo: 4NDRO1D.

Aprovecha los símbolos y caracteres especiales

Seguro que en tu teclado tienes símbolos que no sabes ni siquiera para qué sirven. Crear una contraseña puede ser una muy buena excusa para darles un uso específico, y es que introducir caracteres especiales en nuestra contraseña, se traduce en una mayor complejidad, y por tanto, en una contraseña infinitamente más segura.

Olvida las secuencias

Sí, contraseñas como “1234” o “qwerty” son muy fáciles de recordar, pero también muy fáciles de ser hackeadas. Uno de los aspectos más recomendables a la hora de crear una contraseña es no hacer uso de secuencias lógicas como series de números o de letras, pues este tipo de contraseñas, además de ser muy poco seguras, son las primeras en ser comprobadas por la mayoría de softwares encargados de descifrarlas.

No uses información personal

Crear una contraseña formada por datos personales como tu nombre o tu fecha de nacimiento puede ser una muy mala idea a la hora de mantener a salvo la privacidad.

A día de hoy, estamos tan expuestos en Internet que cualquiera puede acceder a este tipo de información sobre nosotros, por lo que lo más recomendable a la hora de crear una contraseña es utilizar palabras o información que únicamente tenga sentido para nosotros. Además, si nuestra contraseña está formada por varias palabras, es aconsejable que éstas no guarden ningúna relación entre ellas a simple vista, aunque tengan cierto sentido para nosotros.

Aprovecha la letra Ñ

Seguridad contraseña

Ya te lo contábamos esta misma mañana: introducir la letra “Ñ” en tu contraseña puede añadir hasta 1.000 años de protección. Esto se debe a que la mayoría de teclados no incorporan esta letra, y por tanto, las contraseñas que la incluyen son notablemente más difíciles de ser hackeadas. A modo de ejemplo, la contraseña “Andro4all” tardaría solo 4 días en ser averiguada, mientras que “Añdro4all” aumenta hasta los 41 años la posibilidad de ser descifrada.

Conclusiones

Aunque parece algo sencillo, crear una contraseña segura es un proceso más complejo de lo que pudiéramos imaginar en un principio. No solo es necesario hacer uso de técnicas relativamente avanzadas para evitar que ésta pudiera ser identificada mediante una amenaza, sino que, además, debe ser lo suficientemente sencilla de recordar para nosotros.

Esperamos que estos consejos te hayan servido de utilidad.

Compartir en: