Un hospital holandés implanta el primer cráneo plástico impreso en 3D

    99
    5
    Compartir

    Noticias de las Buenas..que inspiran esperanzas… La Tecnología ayuda a vivir mejor..

    El  Hospital Universitario de Utrecht ha logrado implantar con éxito un cráneo de plástico fabricado por una impresora 3D a una paciente de 22 años, siendo la primera intervención de este tipo de la historia.

    El cráneo de la mujer estaba volviéndose más y más grueso, pasando de los 1,5 cm de un cráneo normal a los 5 cm de espesor que estaba llegando a tener el suyo. Eso hacía que su cerebro se comprimiese cada vez más y que hubiese riesgos críticos para la salud de la joven.

    El equipo médico decidió reemplazar el cráneo con un modelo impreso en 3D, algo que según el equipo médico “permitió fabricar uno del tamaño exacto. Esto no solo tiene ventajas cosméticas, pero además las funciones cerebrales de los pacientes se recuperan mejor que con el método antiguo“.

    Aunque en otras ocasiones ha habido implantes relacionados con este tipo de problemas médicos, es la primera vez que se sustituye un cráneo completo. La operación tuvo lugar hace tres meses, pero solo ahora se han conocido los detalles. La paciente, afirman los responsables del equipo médico, ha vuelto al trabajo y no ha presentado más síntomas.

    Para los que gustan entrar mas en la noticia; acá les dejo una buena aclaratoria de un lector de la pagina fuente de esta Noticia:

    Comenta el Lector  fagomar

    En realidad, el implante no se fabricó en una impresora 3D, aunque sí se usó esta técnica en el proceso. El cráneo lo fabricó la empresa australiana Anatomics utilizando polimetilmetacrilato (PMMA). Si se fijan en la foto, verán que hay burbujas de aire atrapadas en el material, lo que no sucede en una impresora 3D.

    El procedimiento que usó la empresa australiana fue reconstruir el cráneo de la paciente a partir de un TAC. Sobre este cráneo virtual se diseñó el implante, que estaba compuesto por cuatro partes diferentes. Estas cuatro partes se fabricaron en una impresora 3D usando un material no implantable. Las piezas así obtenidas se usaron como positivo para fabricar un molde de silicona para cada pieza. En dicho molde se inyectó el PMMA y se obtuvo el cráneo que, finalmente, fue implantado.

    Aquí en España también se hace, pero a menor escala. Y hay empresas españolas que usan impresoras 3D de titanio para obtener los implantes. De hecho, yo he tenido en mis manos medio cráneo hecho en titanio que se fabricó para un paciente en Argentina.

    ¿Y por qué usar titanio cuando el PMMA es igual de válido y muchísimo más barato?

    Por dos razones: se fabrica más rápidamente y es más resistente. Y me atrevería a añadir que, aunque el material es más caro, el proceso de fabricación es más barato.

    Hoy en día, para lo que son implantes craneales, se prefieren los materiales plásticos tipo PEEK, PEKK o PMMA. El problema es que, hasta ahora, estos materiales obtenidos mediante impresión 3D no podían ser implantados. Hace poco que el PEKK obtuvo la certificación y eso va a cambiar las cosas. Pero con estos materiales el procedimiento era hacer un molde de (de acero para el PEEK y el PEKK y de silicona para el PMMA) y después inyectar. Esto alarga el proceso y encarece el resultado final. Así que, aunque gramo a gramo el titanio es más caro que los plásticos, se tarda menos tiempo y, por tanto, es más barato, en fabricar un implante de titanio, pues sale directamente de la máquina.

    En el caso de Argentina, la razón que pesó fue el tiempo. Se trataba de un paciente al que hubo que intervenir de urgencia y estaba estabilizado. Desde que nos llegó el TAC hasta que se mandó el implante pasaron cinco días. Con un material plástico hubiese sido imposible. Mínimo dos semanas (reconstruir el TAC, diseñar el implante, fabricar el molde, inyectar…). Y el tiempo medio de entrega está alrededor de un mes.

    Por otro lado, si quieres hacer una prótesis de cadera o reconstruir un trozo de fémur o de tibia que ha sido amputado por un tumor, necesitas un material que aguante el peso del paciente (y ten en cuenta que, cuando subes por las escaleras, los huesos de tus piernas soportan siete veces tu peso) y sea resistente a la fatiga. Y eso los plásticos no lo aguantan. …Todavía.

     

    Compartir en:

    5 COMENTARIOS

    Comments are closed.