Una batería que permitirá recorrer hasta 320 kilómetros

    74
    9
    Compartir

    Un gran número de fabricantes de vehículos eléctricos, concienciados con el medio ambiente, verán como su acuerdo con una de las compañías más importantes en la fabricación de baterías para vehículos eléctricos puede disolverse al decidir que tan solo una de ellas disfrutará de las últimas novedades. Una batería con 320 kilómetros de autonomía para 2016, pero solo para uno de sus clientes.

    LG suministra baterías a Ford, Hyundai, Renault, General Motors, Kia y Volvo, y se ha marcado un objetivo para que en 2016 estos fabricantes puedan disponer de vehículos eléctricos con autonomías superiores a los 300 kilómetros, unos 320 según ha estimado la compañía. ¿Suena bien verdad?

    Este sería el anuncio que hubiéramos deseado escuchar, que todos los fabricantes para los que trabaja LG podrían usar esta tecnología, en la que están trabajando actualmente, pero no. Según la compañía solo uno de ellos será el agraciado con el premio de disponer de una batería con semejante capacidad. En mi opinión, el grupo que recibirá este premio será General Motors, que ya anunció que ofrecerá, casualmente en 2016, un vehículo con esta autonomía: 320 kilómetros. ¿Casualidad?

    ¿Qué deberían hacer el resto de compañías que tienen un acuerdo con LG para el suministro de baterías?

    Lo primero de todo es recordar que el anuncio de LG no detalla ninguna característica técnica como la densidad o la tecnología a emplear para la creación de estas baterías. Es tal la falta de información que ya existen modelos que permiten alcanzar dicha autonomía, por ello que el hito que nos quieren ofrecer no parece tan espectacular.

    Resulta, cuanto menos curioso, lo que podrían realizar el resto de fabricantes. Si tuviera que tomar una decisión apostaría por otra compañía para que realizase las baterías de mis futuros vehículos eléctricos. Es una decisión un tanto peculiar que se desarrolle una tecnología y que solo sea vendida a un fabricante. O bien el resto no consideran a la movilidad eléctrica como un paso necesario o bien consideran que las condiciones no son las correctas.

    Si estamos hablando de la primera situación, un fabricante de baterías no puede hacer nada, pero si nos centramos en la segunda, la solución lógica es buscar otro proveedor, y en la lista de candidatos se encuentra Samsung, que ya ha comunicado su plan de actuación en este campo hasta 2020, o Panasonic, que ya trabaja con Tesla.

    FUENTE

    Compartir en: